Picture


     Hoy, sin escusa ni pretexto, sal al rescate de tu poder personal. Percátate que cuando tú eres quien decide aprender a toda costa de las circunstancias de tu vida y crear alguna oportunidad para beneficio de ella, nadie puede impedíertelo. 
     Uno de los más grandes problemas del fracaso continuo es permanecer en espera de una oportunidad; la mayoría de la gente de éxito desarrolla dos habilidades: Ver oportunidades donde otros ven limitaciones y aprender a construir muchas buenas acciones a partir de pocos elementos. 
     Hoy toma esta actitud de construir una oportunidad, no esperes que te caiga del cielo lo que crees que será tu salvación respecto de alguna área de tu vida donde desees mejorar. Construye esa opción de mejora. Naciste con esa habilidad, ve a un niño como con cualquier recurso es capaz de construir algo. Recupera esa habilidad de la niñez y abandona esa creencia que podría tenerte atado a una esperanza de que solo llegará un momento mejor; aprende a crearlo. ¿Cómo?
     1. Asume que es posible, que aun cuando sea un pequeño paso puedes darlo si tú decides hacerlo. 
     2. Toma la desición de ejecutarlo y mide, en la medida de lo posible, la fuerza con la que hoy puedes dar ese paso, cuál será la fuerza y la evidencia que hoy y con repeticiones que vayas dando día a día te acercarán a tu propósito, y...
     3. Ponte en acción ya, sin excusa ni pretexto que, quien suele planear mucho suele ejecutar poco. 
     Sígueme en Facebook.com/Autoliderazgo.

 


Comments


Comments are closed.