Picture
     En cuanto a negociaciones, y planes de vida hay una gran diferencia entre saber y suponer. Un ejemplo es cuando tienes un proyecto y una meta que has establecido de manera clara y sigues un camino bien preparado hacia el éxito de la misma. No es lo mismo sé que llegaré a supongo que llegaré. 
     Generalmente la suposición está construida con falta de información, falta de pasos concretos y certeza de que las acciones adecuadas serán cumplidas, de esta manera es un supuesto que llegaré. Muchos van hacia sus metas de esta forma y aun cuando trabajan mucho todos los días por lograr sus objetivos es la falta de claridad y objetividad, la medición y los pasos adecuados, lo que les conducen al fracaso a pesar de su esfuerzo y sus buenas intenciones. 
     Saber que llegaré supone otro tipo de recursos: mejor información, pasos adecuados y concretos que sé que podré dar, metas más cortas que en su suma me llevarán a la meta superior. 
     Un amigo mío tiene ya mucho tiempo planeando escribir un libro, frecuentemente escribe algo, lee y anota muchas ideas, aparentemente va encaminado, pero si charlas con él y preguntas acerca de lo que sabe que logrará con certeza, parece vivir incluso en el supuesto de que posiblemente alguien le publicará el libro que no ha escrito y posiblemente se venderá y será un éxito. ¿Será?
     Cuando te das a la tarea de informarte, formarte, mejorar tu educación y concretar más las ideas pasas de suponer a tener más certeza de que llegarás a tu meta. Esto no quiere decir que no puedan fallar algunas cosas y que los resultados se modifiquen en el camino, pero los riesgos de fallar serán más improbables. 
     No supongas las cosas, infórmate primero todo lo que puedas, vale la pena el esfuerzo de hacerlo bien a la primera. A veces es más doloroso y requiere de mayor labor reparar los errores cometidos por falta de información, a veces son irreparables, así que vale la pena habituarse a prepararse para errar menos y no pagar los precios de cometer error tras error y que sea esa nuestra escuela de vida.
     Acostúmbrate a ganar éxitos y no a remediar fracasos. 
     Sígueme en Facebook.com/Autoliderazgo.

DEL AUTOR: Guido Rosas.com
Escritor y Conferencista especializado en Comunicación Humana.


 


Comments


Comments are closed.