Picture
     Cuántas veces suele uno pedir consejo respecto de lo que debe hacer en su trabajo, en sus negocios, con su pareja, con sus hijos, con sus proyectos, con sus deudas  con su dinero, etcétera. Pero... ¿a quién buscamos para que nos dé consejo?
     Observa que frecuente es que alguien pida consejo a otra persona que está en una posición similar o peor de la quien solicita ayuda y es muy probable que no tenga ni la más remota idea o tenga una buena opción. Esto no tiene que ser forzoso ya que he visto también en el mundo de la capacitación a excelentes asesores que no aplican en su vida personal lo que comparten y parece un tanto irónico. Pero aquí, lo más importante es observar a quién es que uno pide consejo. 
     Antes de solicitar consejo valdría la pena observar primero las condiciones de a quien lo harás, ¿es alguien que no lo aplica pero estás seguro de que es un buen asesor? ¿ya ha logrado él sobrellevar un problema o necesidad similar a la tuya?  ¿Es alguien que está obteniendo el resultado que tú deseas?
     Buscar consejeros que te brinden apoyo con resultados evidentes y muestras de que tienen lo que tú deseas son una mejor opción para ayudarte a obtener la información correcta. Si no sabes qué hacer con una cierta cantidad de dinero que has ahorrado, no busques la opinión de quien está endeudado y no tiene la más mínima idea de qué hacer con su vida financiera. También no siempre el asesor del banco es la mejor opción ya que aún cuando trabaje en la oficina de inversiones eso no te hace saber si él obtiene los beneficios que te ofrece.  Tómalo como una referencias, pero lo ideal es buscar a la gente exitosa que sí están logrando lo que deseas obtener. ¿Siempre digo en mis cursos y conferencias que lo ideal para hablarte de éxito es estar en él y no hablarte desde el fracaso. Busca mejor información y en la calidad de la misma estarán la calidad de tus posibilidades para que. entre ellas, tú elijas.

 


Comments


Comments are closed.