Picture
     Quiero ser mejor... ¿Podré? Voy a lograr llegar a mi meta... ¿Será posible? Puedo salir del embrollo donde me he metido... ¿ Realmente podré salir?
     La duda puede ser una de las mayores limitaciones para nuestra prosperidad tanto en los negocios como en lo personal. La duda, suele venir de posibles experiencias pasadas en que no hemos logrado obtener lo que deseábamos o no hemos logrado sobrellevar varios objetivos que parecieran habernos generado frustración. Esa duda puede ser paralizante ya que si te inclina más al temor y al riesgo que no deseas correr para no sufrir más sensaciones no deseadas, será posible que la acción que tomes sea la de ni siquiera intentar ir por tus sueños. 
     Todos, me atrevo a decirlo así de categorico: TODOS los seres humanos sentimos dudas y temores ante muchos de nuestros sueños, metas y objetivos; la diferencia es que algunos se entrenan para ir más allá de esas dudas y temores y otros se resignan a no tener el producto de sus sueños. 
     Aprende a ir más allá de tus dudas con pequeños retos, si sientes que determinado proyecto es como aventarte con todo el riesgo a un precipicio, no lo hagas, no se trata de aprender a tirarte de un avión sin un paracaídas sino aprender a construirlos. Entrénate para atreverte más, entrénate con pequeñas acciones, cuando quieras pedir algo que tengas miedo porque podrían negártelo, haz lo posible para obtenerlo y si no lo logras, lejos de castigarte por ello, celebra tu valor, si por otro lado lo obtienes  la ganancia será doble: El producto de lo deseado y el valor de haberlo hecho. Ir más allá de tus dudas es una conducta entrenable, lo importante es prepararse para lo peor sin culpas e ir por lo mejor con todo lo posible. 
     Cada día imponte un pequeño reto para sobrellevar tus dudas; te darás cuenta de que a pesar de que siempre las tendremos, podemos ir más allá de ellas para lograr muchos más sueños y volverlos realidad.

 


Comments


Comments are closed.