Picture
     El que no haya cometido un error en su vida, que tire la primera piedra. Qué importante comprender el camino de los errores y de cómo interpretarlos. De la descripción de la real academia de la lengua me gusta: Acción desacertada. Así de simple, un desacierto. Luego entonces lo ideal es no vivir castigándonos por algunos errores que hayamos cometido sino enfocarnos en aprender de ellos. Si los describimos como desaciertos valdría la pena considerar que necesito cambiar en mis pensamientos y conductas, en mis aprendizajes y posibilidades para acertar en nuevas oportunidades.
     Creo que el peor error es estar conscientes de que estamos fallando y continuar en ese lamentable camino, pagando el precio de no corregir por el beneficio de una aparente comodidad y falta de esfuerzo.
     En la formación tradicional nos enseñaron que equivocarse es malo, pero pienso que equivocarse es una opción de aprender algo con consciencia y una nueva oportunidad de crecer. Es como el juego del arco y la flecha, si por no acertar abandonas el juego nunca aprenderás a acertar. Si sigues tirando flechas una y otra vez desde la ignorancia, quizá algún día, casi por casualidad alguna flecha dé en el blanco, pero si decides aprender de tus desaciertos y aprendes de quien acierta más que tú, seguramente esos aprendizajes te llevarán a ser un gran arquero de tu vida. 
     Toma un papel y anota los errores que crees que repites una y otra vez y que te están impidiendo avanzar. Anota cuáles podrían ser  o estar las las oportunidades para aprende de ellos; conviértelos en oportunidades de aprendizaje y descubre cuántas cosas y qué valiosos pueden ser los "errores" como maestros de vida.
    Sígueme en Facebook.com/Autoliderazgo.

Guido Rosas es autor del libro Autoliderazgo - visita la librería electrónica: AQUÍ

 


Comments


Comments are closed.