Picture
       Tus objetivos deben ser como un gran amor de tu vida, en que los cortejas y los procuras; haces hasta lo imposible para estar a su lado, y así, obtienes lo mejor posible de la relación que les une.
       Si a nuestros objetivos los viéramos más de esta manera, y no meramente como un sueño probable de realizar, nuestras conductas serían muy distintas de las que acostumbramos , y seguramente lograríamos muchos más éxitos y mejores resultados. 
       Toma un objetivo que anheles y todavía no hayas cumplido. Imagina que se trata del amor de tu vida, ¿qué estarías dispuesto a hacer por ese amor? Toma nota, desglosa qué es lo que necesitas  para alcanzarlo y trabaja en ello.
       Quizá para  conquistarlo habrá que levantarse más temprano, aprender cosas nuevas, tomar mejores decisiones, realizar algunas actividades que no nos gusten, pero no hay que perder de vista que nuestro objetivo es alcanzar su conquista. Jugar a poder, a lograr y a obtener el resultado exitoso de nuestro deseo.
        Trata a tus objetivos con una verdadera importancia y dales ese poder que sólo tú puedes darles. Si te enfocas de esta manera, te sorprenderá su respuesta. 
       No esperes tanto, reflexiona unos segundos y decide en qué objetivo, por pequeño que te parezca, te enfocarás el día de hoy.  

 


Comments


Comments are closed.