Picture
    Aprender a confiar en nuestras capacidades nos lleva a ejercitarnos en ellas, y así obtener siempre mejores resultados en todas las áreas de la vida.
    Un extraordinario ejercicio es anotar en una hoja cuáles crees que son tus mayores capacidades; después, reflexionar sobre otras con las que también cuentas, pero no estás desarrollándolas. ¿Cómo puedes darles un uso productivo? Y, gracias a ellas, ¿qué podría mejorar en tu vida laboral y personal?, ¿qué resultados obtendrías si les prestaras atención y las activaras al máximo?
     Por otro lado, observa y analiza qué capacidades te hacen falta y cómo podrías desarrollarlas para lograr que tu vida avance considerablemente hacia una mejora.
     Si nos damos a la tarea de observar, nos percataremos de que el desarrollar nuevas capacidades implica mejoras sustanciales. Primero se requiere determinación y, de ahí, la práctica para ser cada vez más hábiles en ellas. De esto, resultarán nuevos y mejores hábitos.
     Sal de la estación donde te encuentras estancado, optimiza lo que ya haces y busca aprende algo nuevo.
     Cada día es una oportunidad. Si la tomas y te vales de ella, ten por seguro que tu vida cambiará sustancialmente.
     ¿Estás dispuesto a ir más allá de la teoría y ponerte en acción?

 


Comments


Comments are closed.