Picture
     Uno de los más grandes enemigos del éxito es la falta de responsabilidad de una persona. Es muy común no asumirla y peor aún buscar justificar nuestras carencias y faltas además de buscar continuamente responsables de nuestras circunstancias, así culpamos al presidente, al gobernador, al jefe laboral, al papá, al hermano, al compañero de trabajo y a todo el que se deje o pueda no estar presente cuando se trate de asumir responsabilidad. Es un tema incómodo para muchos ya que no es placentero afrontarlo pero sí sé, que hacerlo, puede resultar sumamente benéfico. 
     ¿Quieres mejorar el éxito en tu vida? Deja de buscar responsables. Comienza a preguntarme, mucho más, ¿Qué estoy haciendo yo que está pasando esto? ¿Qué estoy haciendo o qué creo de mí mismo que te permito relacionarte conmigo de esa manera? ¿Que hago que no me respetas? ¿Qué hago que siempre vivo al límite de mis circunstancias? ¿Qué hago que no puedo salir de esta vida que no me gusta nada? ¿Qué pienso que limita mis circunstancias? 
     Estás, con sólo modelos de algunas muchas preguntas que podrías hacerte para ir asumiendo tu responsabilidad. Asumir responsabilidad requiere romper areas a las que te puedes haber habituado a vivir, buscar nuevos patrones de pensamiento y nuevas conductas. Dejar creencias obsoletas buscando las soluciones, siempre en el exterior, para buscarlas a partir de uno mismo. Un ejemplo es cuando tienes un nuevo sueño que deseas volver una meta o un proyecto exitoso. Si no cambias ciertos patrones de conducta y el sitio donde colocar la responsabilidad de tus acciones y resultados, dificilmente se logrará el éxito. ¿Qué tengo que aprender o hacer para fallar menos y lograr más a pesar de las circutsancias externas?
     ¿Que puede ser incómodo, tal vez? ¿que será más provechoso que continuar en el mismo patrón limitante?, definitivamente. 
     ¿Dónde están mis oportunidades de aprendizaje? ¿A qué me comprometo cada día a partir de ahora mismo?  Sólo haz el ejercicio de estas dos últimas preguntas a lo largo de una semana, y te aseguro con toda certeza que verás que asumir responsabilidad es una potente gasolina en tu camino hacia el éxito.

 


Comments


Comments are closed.