Picture
Uno de los enemigos del éxito es mantenerse alerta a las críticas constantes y a los pensamientos enfocados en las evidencias de todo aquello que no se puede.
    Se trata del tipo de personas que siempre comparten evidencias de por qué no puede ganarse dinero, comparten lo más evidente de las crisis e, incluso, cualquier otro comentario que les resulte útil para justificar ante otros el porqué de su mala situación, que no avanza hacia una vida mejor.
    Si deseamos mejorar nuestras circunstancias y encaminarnos hacia un mayor número de logros, es necesario buscar modelos de éxito y entonces encaminarnos a ellos. 
     1. Busca un modelo de éxito –un amigo, un personaje, etc.– que de alguna manera representa lo que desearías para ti.
     2. Observa en esa persona cuáles son sus cualidades, valores, conocimientos y habilidades; eso, que si tú lo desarrollaras, te permitiría acercarte a ese modelo de éxito. 
     3. Asume la responsabilidad del poder de tus decisiones y, de ahí, busca mejores pasos hacia el desarrollo y el éxito que deseas. 
     Si después de hacer este sencillo ejercicio consideras que tu modelo de éxito está demasiado lejos de tu actual realidad, entonces busca uno intermedio, más alcanzable, y date a la tarea de llegar a él.
    Una vez logrado, podrás repetir la experiencia y así, con la práctica constante, acercarte al destino que elijas para ti y en el que además estés dispuesto a pagar el precio que supone llegar hasta él.
     Siempre recuerda que la reflexión te permite diseñar el mapa, y que la acción es el camino que te conducirá al destino elegido.


 


Comments


Comments are closed.