Picture
Muchos no comprenden  que cuando en su camino de éxito destinan parte de su tiempo a boicotear el de otros y a evitar que  se note el esfuerzo ajeno, están hablando más de sus miedos y de su falta de seguridad en sí mismos. 
     Una persona que trabaja proactivamente, buscando el éxito de sus proyectos y que además vive el éxito “desde la médula de su ser”, no necesita acciones en contra de nadie. Por el contrario, quien realmente desea el éxito debe comprender el arte de apalancar a otras personas que ayudarán a reforzar una estructura sólida.
     Siempre digo que no hay mejor competidor que uno mismo, y que el estar con gente competitiva, audaz, inteligente, emprendedora, contribuye a ver nuevas oportunidades de aprender de ellos a fin de ser un mejor ‘yo’, y juntos un mejor ‘nosotros’. 
     En la labor del mercadeo en red –que actualmente desarrollo–, eso es más obvio que nunca. Un grupo de gente improductiva y desmotivada, apática y mal preparada nunca será es útil para lograr una red productiva y exitosa. Se requiere empoderar a uno para poder empoderar a los demás y, así, juntos en una sinergia de servicio y poder, ir construyendo una red sólida y sumamente exitosa.
     Una buena tarea será, lejos de usar energía para frenar a otros y pretender no evidenciar las limitaciones personales, es optar por aprender a competir con uno mismo,  por propiciar servir a los demás para que sean más poderosos, y uno también trabajar en su mejora continua. Juntos, seguramente podrán llegar a mucho, con más fuerza bien enfocada hacia una clara dirección.

 


Comments


Comments are closed.