Picture
     Todos tenemos sueños de algo que deseamos, ya sea a nivel de negocios o a nivel personal. Elige un sueño que desees convertirlo en meta, en un objetivo. Es importante que para que tu mente lo comprenda en principio, lo establezcas lo más claro y preciso posible, No el lo mismo decir: quiero bajar de peso que quiero bajar 10 kilos este año. Quiero ser más exitoso a quiero incrementar mis ventas en un 20% de lo que logré el trimestre anterior (y que debería saber a cuánto ascendieron dicha ventas) etc. 
     Plantéate metas que consideres posibles de alcanzar por ya contar con ciertas herramientas o habilidades que te permitirán llegar si te lo propones con firmeza  y te das a la tarea de ir por ellas. Una vez que tienes el objetivo claro y bien definido diseña las tareas que te llevarán a lograrlo:
     Para lograr tus metas y no boicotearte desde la planeación, es importante establecerlas bajo ciertas normas y capacidad de acuerdo a tus creencias y a tus  habilidades. 
     Te comparto 5 normas que, sin duda, te ayudarán a que tus nuevos propósitos puedan convertirse en metas más certeras y así,  logres obtener mejores resultados.
1. Sé lo más claro y objetivo posible al describir una meta que pueda ser tan grande como creíble a tus posibilidades.
2. Divídela en pequeñas metas a corto plazo.
3. Define las acciones que te llevarán hacia ellas y que estén dentro de tus habilidades y tus capacidades.
4. Sé persistente, si en la práctica tienes que modificar los pasos subiendo o bajando un poco su nivel, hazlo pero no dejes la continuidad que te llevará a lograr el hábito de ir por lo que quieres.
5. Aprende a ser tu mejor competidor, gánate a ti mismo, poco a poco, todo el tiempo. Mientras tú seas tu mejor competidor, serás imparable.
     El éxito también es un hábito.

 


Comments


Comments are closed.