Picture
     Cuando niño, la palabra servir no me gustaba porque la asociaba a la palabra empleado (y no quería ser empleado), era como si servir fuera sinónimo de hacer favores, algo a la fuerza, lo asociaba a estar por debajo del poder de alguien más. 
     Tiempo después comencé a tener muchas otras acepciones respecto de servir y estudiando, aprendí frases comunes en el mundo de los negocios como Servicio al Cliente, Calidad en el Servicio, etc.
     Si hoy alguien me pide que describa servir con breves palabras sólo uso dos: SER ÚTIL. Sur útil abarca un sinfín de opciones, uno puede ser útil durante todo el día a mucha más gente de la que imagina. Cuando deseamos servir como seres humanos, es decir, ser útil a otras personas, ya no importa si somos empleados o jefes, esposos o padres, amigos o colaboradores. Mi finalidad es: SER ÚTIL.
     Así, en mi labor cotidiana, mi vida cobra otro sentido, deseo ser útil a mi pareja, ser útil a mi hijo, ser útil a mis compañeros de trabajo, ser útil a mi cliente, ser útil a mis propósitos. SER ÚTIL. Cuando uno descubre el valor y recibe con aprecio todas las posibilidades de ser útil, uno toma un valor propio donde el poder ya no está en interpretaciones de ser más o menos por la favorable interpretación de ser útil para muchas cosas en la vida. Una simple sonrisa, puede ser lo que alguien necesita y si se la doy, le soy útil. Un cliente necesita una solución o una buena opción de mejora y si se la doy, le soy útil 
     Servir, implica ser útil y, sí, es de suma importancia prestar atención a todas las cosas que enriquecen nuestro servicio como amabilidad, gentileza, estructura, normas, prontitud, eficiencia, eficacia, etc... pero nunca perder de vista que servir implica ser útil al final del resultado.
     Ponte a prueba, sal un día de casa con la consigna de que ese día serás útil a la gente que te rodea. Al regresar a casa por la noche te percatará qué tan útil puedes ser. Y eso se siente muy bien.
     El mejor liderazgo es el que se predica con el ejemplo, y es posible, que ese ejemplo lleve a otra persona a sumarse al placer de servir y otro... y así, mientras más seamos los que comprendamos ese placer de servir, también tendremos en consecuencia un mundo más útil.

 


Comments


Comments are closed.