Picture
      A la generación de los Baby Boomers (los que nacimos entre los 40´s y los 60´s), nos tocó un formato de educación sumamente limitado. Nos enseñaron que para ser educados e instruidos en primer lugar teníamos que ir a una escuela de educación formal. Muchas de nuestras tareas escolares eran resueltas con las enciclopedias que nuestros padres podían comprar para beneficio de la familia, en donde muchas veces los datos terminaban por ser obsoletos de acuerdo a la última edición impresa o de cuándo nuestros tutores las hubieran adquirido. A veces, para concluir la tarea, teníamos que ir a una biblioteca pública donde los libros podía ser tan antiguos o aún más de los que teníamos en casa.
    Hoy las cosas pueden ser mucho más sencillas que antes, tenemos mucho más acceso a la información en un mundo globalizado; la información que se escribe en España y se sube a la red, puede ser leída segundos después en América. Internet es una fuente inagotable de información donde, si bien es cierto que uno puede encontrar información incorrecta, también puede darse uno a la tarea de buscar la información que provenga de diversas fuentes para corroborar la certeza de la información y el valor de lo que lee.
     Hoy, más que nunca, hay que dar importancia a la autoeducación.  La ignorancia te cierra la posibilidad de ver oportunidades o soluciones a tus metas y propósitos. Autoeducarnos es una de las maneras más procuctivas para ampliar nuestros horizontes y posibilidades y así construir la vida que deseamos.
     Reflexiona en tu presente, en el puesto laboral que puedas tener, en la educación formal que hayas obtenido, y te propongo que eso sea solamente el punto de partida para educarte más.  Si hay sueños no cumplidos y te ha faltado educación o formación para cumplirlos, hoy tienes infinidad de recursos para asumir la responsabilidad de educarte a favor de la realización de tus sueños y metas. Lo demás, es un pretexto que muchos usan para justificar la circunstancia de vida que están viviendo y no les gusta.
     Mira tu entorno y sí encuentras gente que está obteniendo lo que tú deseas, con capacidades similares a las tuyas, será relevante para tu éxito que te enfoques en observar qué hacen, qué saben y qué procedimientos toman para que tú aprendas de la experiencia de ellos, te des a la tarea de obtener información y conocimiento para tomar acción hacia tus metas.
    Asume tu Autoliderazgo, toma tu propio poder autoeducándote más allá de la formación oficial que te hayan podido dar.
    En asumir la responsabilidad personal, reside un verdadero poder.

 


Comments


Comments are closed.