Picture
     Todos contamos con un cierto grado de tiempo, espacio y energía para dirigir nuestros pensamientos, opiniones y conductas hacia determinada intención. Algunas personas enfocan su energía, incluso sin percatarse, hacia pensamientos, acciones y decisiones que lejos de ayudarle a construir una vida mejor le llevan a deteriorar su espíritu, su voluntad, sus emociones y su calidad de vida.
     Otras tiene una mejor actitud gracias a que encaminan esta energía hacia cosas más positivas y pensamientos más constructivos.  Te comparto esta tabla de abajo para que veas la diferencia de lo que puedes hacer con tus pensamientos y cómo canalizar tu energía hacia un destino productivo. Te propongo que durante los días de esta semana te des a la tarea de escucharte poderosamente, de observarte más, de reenfocar tu energía hacia un mejor destino.
     Te sorprenderás de como con sólo hacer este ejercicio unos días, tus enfoques, tus conductas y tus resultados podrán mejorar tu vida

 


Comments


Comments are closed.