Picture
      En el camino del éxito y del Autoliderazgo es necesario cambiar pensamientos viejos que se han vuelto obsoletos e inútiles. Nos han enseñado en muchos países a competir con los demás pero no a competir con nosotros mismos. Es justo en esta competencia individual donde yo considero que está la fuerza más poderosa  que tenemos para crecer y avanzar.
     Siempre digo que cuando compito con el vecino, someto mi crecimiento al crecimiento del vecino ya que si él deja de mejorarse a sí mismo es muy probable que yo en consecuencia, deje de mejorar también. Pero cuando yo me enfoco en ser mejor que yo mismo cada día, mi crecimiento se vuelve imparable. Yo creo mucho en la autoasesoría y ésta inicia en hacernos más preguntas poderosas acerca de lo que hoy estamos haciendo y de lo que podríamos hacer o aprender para mejorar cada día.

      Yo te propongo un ejercicio muy simple que podrías hacer cada noche al terminar las actividades del día:
     1.     Antes de ir a dormir, reflexiona acerca de cuál pudo haber sido la mayor fortaleza de lo que hiciste provechosamente en el día y que deberías de conservar como un valor para ti.
     2.     Pregúntate también qué podrías haber hecho distinto a lo que hiciste para ser mejor de lo que ha sido este día que termina y que en el nuevo día, como un proyecto nuevo, te puedas enfocar para mejorar, aunque sea algo pequeño, pero a diario.

      Si todos los días a lo largo de un año haces este ejercicio, ¿imaginas todo lo que podrás mejorar en tu vida en este tiempo?
     Aplica este ejercicio tanto a tu salud, como va tu vida financiera y a tus relaciones personales y de negocios y seguramente te sorprenderás de todo lo que tú puedes hacer por ti mismo.

 


Comments


Comments are closed.